09.08.14 | UN SUEÑO CUMPLIDO: VOLAR EN HÉRCULES


Para el disfrute de grandes y pequeños, una aeronave C-130, que se encuentra fuera de servicio, fue convertida en cine para simular una experiencia real de vuelo.

Por Lic. Cecilia Vergara y Lic. Laura Pereyra
Fotos por División Fotografía Fuerza Aérea Argentina

Walter Elías y Néstor Ferrarotti, ambos aficionados a la aviación, socios del Aeroclub de Paraná y empleados de una empresa de software, recrearon en un avión C-130 Hércules la experiencia de volar.

Las dos atracciones que presenta este Hércules son la simulación de un vuelo, en el que explican cada procedimiento y operación que se realiza en un recorrido aéreo, y la proyección de una película 3D, ambientada en la era de los dinosaurios, para que los niños que se acercan comprendan la necesidad del hombre de volar y los intentos para lograrlos.

Esta atracción puede ser visitada por una cantidad de 90 personas por vez, se realiza cada una hora y tiene una duración de 40 minutos de interactividad, en la que se responden todas las preguntas referentes al vuelo. La actividad está planteada para que las familias se sienten en el piso de la aeronave, como forma de recrear la experiencia de los soldados al viajar en el Hércules durante un operativo militar o conflicto bélico.

Al ingresar al avión, los visitantes reciben un número para participar de un sorteo en el que el ganador, con la ayuda de uno de los expositores, puede manejar el prototipo como si fuera un verdadero piloto.

Durante el día 8 de agosto se vivió un momento muy emotivo cuando siete ex combatientes, tripulantes de Hércules, presenciaron la experiencia y compartieron con los presentes sus vivencias en la aeronave en Malvinas.

Walter pertenece a la empresa Oro Verde Digital S.R.L., compañía de software que desarrolla entrenadores terrestres de vuelo por instrumento para aviación civil en la ciudad de Paraná, provincia de Entre Ríos. Este proyecto comenzó en 2011 con el objetivo de darle vida a aviones en desuso y el primer simulador fue en una pequeña aeronave donada por el Aeroclub de Paraná. Luego, la II Brigada Aérea de Paraná los invitó a plasmar su proyecto en un avión Fokker F-27, hecho que produjo la invitación a replicar la experiencia en “Argentina Vuela”.