27.06.17 | UNA CARGA VÍA AÉREA


Un avión DHC-6 Twin Otter realizó un lanzamiento de carga. Se trata de una actividad de rutina que permite arrojar material en lugares de difícil acceso

De manera permanente, las tripulaciones del Escuadrón Twin Otter perteneciente a la IX Brigada Aérea de Comodoro Rivadavia se adiestran en tareas de abastecimiento aéreo que incluye lanzamiento de carga y lanzamiento de personal de apertura manual; tareas de búsqueda y salvamento y exploración y reconocimiento.

Como parte del cronograma planificado, en el predio de la VI Brigada realizaron un lanzamiento de carga de 50 kilos –peso que sirve de referencia- cuya acción busca “que el velamen del paracaídas se abra correctamente y que el viento no le genere demasiada deriva. “Como la carga es muy liviana, el viento puede influir y no seguir el curso correcto”, explica el primer teniente Mauricio Appendino, piloto de Twin Otter e integrante de dicho Escuadrón en el Ejercicio Cobra.

Dando cuenta específicamente del lanzamiento de carga, el oficial comenta: “En líneas generales arrojamos cargas menores, no con paracaídas lanzado por puerta, como lo hicimos hoy, sino que el avión cuenta con una escotilla desde donde lanzamos objetos más pequeños. Este fue el caso de medicamentos e insumos necesarios para gente que estaba en zonas aisladas, en las afueras de la ciudad de Comodoro Rivadavia, afectada recientemente por las inundaciones”.

En este sentido, más allá de que en su unidad periódicamente realizan este tipo de actividades, Appendino asegura que están aprovechando al máximo el Ejercicio para adiestrarse con mayor frecuencia. “En lo personal me permite seguir formándome profesionalmente y mantenerme instruido (…) Es bueno este tipo de adiestramiento porque uno va superando etapas, se va formando como instructor y tiene que transmitirle a los más nuevos la misma actividad. Siempre es bueno complementar lo teórico con la experiencia práctica”, finaliza.